Conocer a Claudia y el haber tenido sesiones con ella fue bisagra en la forma de mirar y analizar todas las situaciones en las que me enfrento en la vida.

Su impecabilidad, su dulzura y contención, hacen que en este viaje de aprendizaje me sienta segura, cuidada y por sobre todas las cosas, comprendida. Me animaría decir que las sesiones con Claudia son sanadoras. Es admirable cómo te hace “Observar” las emociones que a veces no nos permiten que logremos los resultados esperados o que no  respeten los valores que elegimos,  te ayuda a comprenderlas para luego  transformarlas en aquello que te gustaría lograr como resultado.

Podría decir mil cosas positivas sobre las sesiones con ella, pero me gustaría hacer hincapié en su forma diferente de enseñar y de transmitir.